Los españoles dedicaron en enero 300 millones de euros a la compra de inmuebles en países extranjeros, lo que supone un aumento del 46,3% con respecto al primer mes del año anterior, de acuerdo con los últimos datos del Banco de España. Por su parte, el importe destinado por los extranjeros a la adquisición de vivienda en España aumentó en enero el 30,5%, hasta 504 millones de euros.
Este dato confirma la tendencia a la recuperación de la inversión extranjera en inmuebles españoles, que en 2007 creció el 18,8%, hasta 5.662 millones de euros, después de haber descendido desde 7.072 millones en 2003 hasta 6.650 millones en 2004, 5.495 millones en 2005 y 4.766 millones en 2006. Por el contrario, en los últimos años la salida de capital español en busca de bienes inmuebles de otros países ha aumentado de forma exponencial al pasar de 385 millones en 2003 a 812 millones en 2004, 1.512 millones en 2005, 2.346 millones en 2006 y 3.128 millones en 2007.