El G-14, grupo que aúna a las principales inmobiliarias cotizadas, considera que el precio de la vivienda "ha tocado fondo" tras seis meses de ajuste, por lo que a partir de ahora cabe esperar una recuperación en el inicio de nuevas promociones, siempre que la financiación también se reactive. En un comunicado, el grupo asegura que "los precios de la vivienda en España ya se han estabilizado tras el ajuste experimentado en los últimos seis meses", una desaceleración ante la que las compañías del sector "han sabido reaccionar" con rapidez en sus estrategias comerciales.
Por esta razón, la patronal inmobiliaria prevé que comience a recuperarse la actividad constructora residencial, porque de no ser así "se podría provocar la pérdida de más de 700.000 empleos y restar 1,5 puntos al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB)". Frente a este escenario, el G-14 aclara que desde el sector no se están pidiendo "subvenciones de ningún tipo" para las compañías inmobiliarias, sino "la vuelta a los niveles de financiación necesarios y siempre a los precios que marque el mercado". Según el G-14, en España se necesitan una media de 400.000 nuevas viviendas al año para atender la demanda prevista hasta 2015, que se estima en más de 3,7 millones de inmuebles. En este sentido advierte de que, con el bajo nivel de iniciación de inmuebles actual, si aflorase de golpe la demanda embalsada, podría producirse un nuevo desajuste de mercado, ya que ante la escasez de oferta los precios volverían a subir.