EEUU es menos propenso a cambios bruscos en los precios que en la década de los 80, debido en parte a las previsiones de que la inflación permanezca estable, según el presidente de la Fed, Ben Bernanke. En un discurso en Cambridge, Massachusetts, Bernanke dijo que las previsiones de inflación de EEUU están más 'ancladas' que a comienzos de los 80, lo que significa que es menos probable que las previsiones cambien si los precios suben de manera temporal. Bernanke añadió que unos estudios demuestran que unas previsiones más ancladas significan por lo general que la inflación debería ser más estable.