Wall Street podría vivir hoy otra jornada roja ante el temor de que todavía quedan instituciones financieras que no han divulgado su exposición a la crisis de hipotecas de riesgo que sufre Estados Unidos y que está causando descensos en todas las bolsas del mundo. La agenda macro para hoy incluye las solicitudes semanales de subsidio por desempleo en EEUU, la construcción de viviendas en julio y el informe de actividad industrial de la Reserva de Filadelfia. Aunque el dato de construcción probablemente siga dando síntomas de ralentización en el sector, no será suficiente para mejorar los ánimos.
Según IG Index, el Dow Jones Industrial Average podría bajar cerca de 100 puntos en la apertura. Entretanto, los futuros del S&P 500 y los del Nasdaq baja más de 15 puntos. La última entidad estadounidense en reconocer el impacto por la crisis de las 'subprime' ha sido Financial Holdings, una filial del fondo de capital riesgo KKR, que ayer perdió más del 31% en bolsa tras anunciar que podría tener pérdidas de hasta 290 millones de dólares debido al desplome del valor de sus bonos respaldados con activos hipotecarios. Esto ha hecho surgir los temores a que les suceda los mismo a accionistas de esta compañía, entre los que destacan Bear Stearns y Lehman Brothers. Otro valor que podría registrar ventas es Amgen, después de que la biotecnológica rebajase sus previsión de beneficios por las flojas ventas del fármaco contra la anemia Aranesp. Además, el grupo piensa reducir su plantilla un 12-14%, es decir, entre 2.200 y 2.600 empleos, recorte que se traducirá en una carga de reestructuración de 600-700 millones de dólares.