Rentamarkets se dirige del cliente institucional al minorista. Y en este proceso de expansión de la gestora que dirige Emilio Botín O’Shea, el hijo del que fuese presidente del Banco Santander, ha comprado la cartera de clientes particulares de Ahorro Corporación y acaba de presentar dos fondos de inversión: Rentamarkets Narval, especializado en renta variable europea “sostenible” y Rentamarkets Sequoia, de renta fija que comparte la misma filosofía de inversión aunque con un universo que no se cierra puertas en el Viejo Continente y pone su foco en los países de la OCDE.

Con un ambicioso objetivo de convertirse en los“líderes en inversión sostenible en España en 10 años”, según el gestor del fondo Narval, José María Díaz Vallejo, apuntan que el resto de la industria en España no está cubriendo este nicho de mercado que “ha llegado para quedarse, porque las demandas sociales incentivan soluciones tecnológicas y sostenibles”.

La filosofía que tiene Rentamarkets se resumen en: búsqueda de valor a largo plazo sin exposición a compañías armamentísticas, tabacaleras y de entrenamiento para adultos, como los casinos que cotizan en Wall Street. “Son sectores que no pueden mejorar y hacer productos más sostenibles. Una compañía de automóviles fábrica coches, que son unidades de contaminación, pero se pueden ir fabricando modelos más limpios”, explica Díaz Vallejo.

Aunque durante la presentación de estos dos fondos ante la prensa no han querido detallar las compañías a las que está expuesto el Rentamarkets Narval, sí han concretado que el equipo gestor lleva a cabo un análisis de los criterios Inversión Socialmente Sostenible (ISR) de las compañías y además como inversores, y por tanto, accionistas de las compañías, quieren llevar a cabo una labor “activista” en constante diálogo con las empresas. De hecho, no descartan ir a las juntas de accionistas si es preciso.

El fondo tiene un objetivo de rentabilidad anualizada del 12%, en el que se incluye dividendos del 4% más recorrido de las acciones, invirtiendo en compañías baratas, con buenos dividendos y sostenibles en el tiempo. “Buscamos empresas cíclicas, que se encuentren en un momento bajo de su ciclo sectorial, que estén llevando a cabo un proceso inversor que no haya dado frutos o en proceso de reestructuración”, indica Díaz Vallejo.

Además, a corto plazo, la estrategia de gestión busca preservar el capital cubriendo el riesgo de divisa, evitando invertir en empresas con riesgos financieros y limitando la exposición a cada compañía a un máximo del 6% de la cartera y la exposición sectorial a un máximo del 15%. El fondo tiene una única clase para todos los inversores y cuenta con comisiones de gestión del 0,90% los doce primeros meses y 1,10% en adelante más comisión de depósito del 0,10%-0,075% en función del patrimonio.

En cuanto a su fondo de renta fija se basa en la gestión activa, desempeñada por un comité de inversiones “compuesto por personas con distintos perfiles que le dan un enfoque multiactivo”, subraya José Rodríguez Pérez, director general y miembro del comité de inversión de Rentamarkets. Dicho comité hace una aproximación táctica tanto a deuda pública como corporativa a través de la herramienta Pentagon, que ha desarrollado la gestora y complementan su análisis con criterios macroeconómicos, fundamentales y ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG).

La duración media de las emisiones en cartera está entre 0 y 10 años, con posibilidad de invertir duraciones negativas puntualmente. En el proceso de inversión también se comprometen a controlar los riesgos, con una volatilidad moderada entre el 5% y el 10%, y garantizar la preservación del capital midiendo el margen de seguridad de las emisiones y la correlación entre sectores.

A estos dos fondos, la gestora que preside Emilio Botín busca incorporar dos nuevos productos: un fondo monetario, que pueda aprovecharse de las oportunidades en el corto plazo y otro especializado en la inversión por factores, “algo que está de moda desde los últimos 15 años, cómo invierten los planes de pensiones escandinavos”.