Cheuvreux, filial de compraventa de títulos financieros del banco francés Crédit Agricole, confirmó hoy que pagará primas a cuenta de sus resultados de 2008, pese a que ha puesto en marcha un plan de ajuste para reducir su plantilla en un 9%, en medio de gran polémica por la remuneración de los directivos . Cheuvreux justificó en un comunicado esas primas, que recibirá el conjunto de los 800 empleados, porque en 2008 tuvo "resultados satisfactorios, pese a un fin de año más difícil". El abono se produce después de que Crédit Agricole haya recibido del Estado francés un refuerzo de sus fondos propios por un monto de 3.000 millones de euros, dentro del programa de apoyo del sistema bancario.