La Reserva Federal de EEUU ha inyectado otros 3.500 millones de dólares al sistema financiero mediante operaciones de recompra pactadas a un día de plazo. La Fed de Nueva York, encargada de llevar a cabo las compras, aceptó 2.000 millones de dólares en títulos que tienen como colateral créditos hipotecarios de alta calidad, con una tasa máxima del 5,3%, 1.300 millones en bonos de agencias gubernamentales con una tasa tope del 5,24% y 200 millones en bonos del Tesoro con una tasa máxima del 4,33%.
Según un comunicado de la Reserva Federal, las autoridades recibieron ofertas de los bancos para comprar 49.500 millones de dólares, 19.600 millones de lo cuales fueron en títulos con colateral en créditos inmobiliarios y 19.300 en bonos de agencias. Para los expertos, la operación de hoy, a juzgar por su forma y magnitud, es parte de las actividades rutinarias de la Fed para mantener en un nivel adecuado la liquidez del sistema, y a juicio de algunos expertos se trataría de una inyección algo menor a lo habitual para un lunes. Transcurridas las 24 horas, los bancos volverán a comprar los títulos que hoy han sido adquiridos por la Fed. Desde hace varios días los bancos centrales de todo el mundo han inyectado dinero al sistema financiero para tratar de calmar a los mercados debido a los problemas derivados de la crisis de los créditos hipotecarios "subprima", de alto riesgo o baja calidad. El viernes, la Reserva Federal bajó del 6,25 al 5,75% su tasa de descuento, que es el interés que cobra por prestar dinero directamente a los bancos.