La cautela fue el tono predominante en los mercados americanos, que cerraron con ligeras alzas gracias a la nueva inyección de liquidez por parte de la FED para frenar la crisis derivada del sector hipotecario. El Dow Jones ganó más del 0.30% mientras que el Nasdaq subió un 0.14%. Fueron precisamente los temores por una crisis de liquidez lo que dificultó que Wall Street se estabilizara en las primeras horas de la sesión.
Los inversores operaron con cautela este lunes en Wall Street, que cerró en leve alza, sostenida por la Reserva Federal estadounidense, que inyectó recursos para frenar la crisis originada en el sector de créditos hipotecarios a riesgo (subprime). El Dow Jones Industrial Average (DJIA) ganó 42,27 puntos(+0,32%) para cerrar en 13.121,35 puntos y el índice compuesto del Nasdaq avanzó 3,56 puntos (+0,14%) a 2.508,59. El índice ampliado Standard and Poor's 500 descendió por el contrario 0,03% (-0,39 punto) a 1.445,55 unidades. Las bolsas mundiales se recuperaron el viernes después de que la Reserva Federal (Fed) estadounidense bajara medio punto porcentual la tasa de descuento que cobra a los bancos y declarara que está 'dispuesta a actuar si es necesario para mitigar los efectos adversos para la economía de las dificultades de los mercados financieros'. 'La institución económica más poderosa del mundo dice que actuará para prevenir lo que los mercados más temen que suceda', dijo Dick Green, analista de Briefing.com, aludiendo a una eventual recesión. Wall Street experimentó dificultades para estabilizarse en la mañana, ante los temores de los operadores a que se produzca una crisis de liquidez que dañe a la economía en su conjunto. El periódico Financial Times anunció que el Deutsche Bank recurrió a los recursos habilitados por la Fed para enfrentar las actuales limitaciones de crédito. El Deutsche Bank rehusó comentar la información, señaló el FT en su edición electrónica, agregando que no había sido posible especificar el monto del préstamo. La Fed puso este lunes 3.500 millones de dólares a disposición de los mercados, aportando desde el 9 de agosto un total de 97.500 millones de dólares en el sistema financiero para calmar los mercados crediticios, sacudidos por la crisis de los créditos inmobiliarios de riesgo en Estados Unidos. La decisión del banco central de reducir a 5,75% su tasa de descuento ayudó a detener la masiva caída de los mercados bursátiles mundiales. Pero Andrew Busch, analista de BMO Capital Markets dijo que existe el riesgo de que la decisión de la Fed 'es que seguirá siendo vista como una señal de debilidad por los mercados'. 'Todo crédito importante centrará la atención de los analistas en la institución que lo solicite, para saber si había estado expuesta a los subprime, a la volatilidad o a arbitraje en bonos', agregó. Compañías Entre los valores en vista, Countrywide Financial caía 7,47%, a 19,81 dólares. El Wall Street Journal señala este lunes que la empresa líder de préstamos hipotecarios en Estados Unidos, comenzó a despedir a los empleados que tramitaron los créditos en la categoría Alt-A, o hipotecas entre prime y subprime (riesgo), a tomadores que en muchos casos no documentaron sus ingresos. El operador de la bolsa electrónica Nasdaq perdió 0,72% a 31,52 dólares, luego de anunciar su intención de vender su participacíon de casi 31% del paquete accionario en el London Stock Exchange Group. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,634% contra 4,673% en la noche del viernes y el de los títulos a 30 años a 4,970% contra 5,000%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios