El Parlamento Europeo exigió hoy una regulación comunitaria de los "hedge funds" y de los fondos de capital riesgo, así como nuevas medidas para aumentar la transparencia en los mercados tras la crisis financiera. Los eurodiputados aprobaron un informe en el que piden una propuesta legislativa en este sentido por parte de la Comisión Europea, que por el momento rechaza la regulación e insiste en que, pese a las suspicacias que despiertan, los "hedge funds" -fondos de gestión alternativa- no están detrás de la crisis. En su texto, el PE también defiende estos vehículos financieros como una forma de generar "nuevas posibilidades de diversificación de los beneficios", pero considera necesario imponer una mayor transparencia, así como unas condiciones contractuales "que permitan una gestión previsible del riesgo". Para la Eurocámara, la actual crisis financiera no puede atribuirse a un solo sector y cita entre los factores la "negligencia en las prácticas prestamistas del mercado inmobiliario de los Estados Unidos" y la "avidez de los inversores en su búsqueda de rendimientos cada vez mayores".