El consejero y accionista de referencia de Cleop, Roberto Salazar Bello, ha explicado que el desplome bursátil de la constructora ha podido deberse a la venta de títulos por parte de entidades financieras con las que tiene suscritos créditos avalados por las propias acciones de la constructora. En una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Salazar dice que ha sido requerido por sus acreedores para que amplíe las garantías ligadas a esos productos financieros, algo que asegura estar negociando, si bien no descarta que los bancos hayan decidido vender acciones en el mercado para recuperar las mencionadas garantías. Esa presión vendedora podría ser la causante de que Cleop cediera cerca del 12,81% antes de que la CNMV suspendiese hoy su cotización y después de haber perdido en la sesión de ayer casi un 20%.
En su comunicación al supervisor bursátil, Salazar manifiesta que es titular del 14,64% del capital de Cleop, del que el 9,05% está ligado a productos financieros avalados con acciones de la constructora valenciana. Asimismo, el consejero de Cleop dice que desconoce la existencia de "ninguna circunstancia negativa que afecte a los fundamentales" de la compañía.