Las deudas contraídas por las familias en España para la compra de una vivienda crecieron en julio un exiguo 0,5 por ciento respecto a un año antes, lo que representa el menor aumento desde 1996, la fecha más remota de la que el Banco de España proporciona datos equiparables. Según las cifras provisionales de julio actualizadas hoy por la institución, la deuda de las familias para la adquisición de vivienda era en julio de 671.692 millones de euros, frente a 667.768 millones en julio de 2008