A partir de 2011 sólo optarán al actual límite de deducción de 9.015 euros en el IRPF por la compra de vivienda quienes perciban rentas menores de 17.000 euros anuales, deducción que desaparecerá para rentas superiores a 24.000 euros, ha anunciado hoy el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero. Durante su comparecencia en el debate del estado de la nación, Zapatero ha añadido que hasta el 1 de enero de 2011 la deducción vigente se aplicará a los nuevos compradores de vivienda, independientemente de su renta. Asimismo, los que hasta ahora ya venían disfrutando de los beneficios fiscales por compra de vivienda la mantendrán después de esa fecha.