El oro en Londres tocó un máximo de 28 años el viernes porque el dólar continuó cayendo a récords históricos frente al euro, lo que elevó el atractivo del metal para inversores especulativos. Otros metales preciosos también avanzaron. La plata subió a su máximo en más de tres meses; el platino tocó su nivel más alto desde comienzos de mayo y el paladio alcanzó el mayor precio de cinco semanas. El oro al contado avanzó hasta 739 dólares la onza, su precio máximo desde enero de 1980, también ayudado por compras técnicas y cobertura corta. A las 14:05 GMT operaba a 737,20/737,70 dólares desde 734,20/735,00 dólares en Nueva York el jueves. "Hubo compras sustanciales cono inversión de refugio seguro. El dólar se ha debilitado a mínimos y también hemos revisado nuestra previsión al alza para el petróleo. En el tope de ese ambiente, hay anticipación de desaceleración de la velocidad del crecimiento en Estados Unidos y rebaja de la tasa de Estados Unidos", dijo Suki Copper, analista de Barclays Capital.