El Parlamento francés rechazó hoy, contra todo pronóstico, dar luz verde a la controvertida ley para luchar contra la piratería en Internet tras el voto a mano alzada de los diputados de la Asamblea nacional. El texto, que había sido previamente aprobado en el Senado, fue rechazado en la Cámara baja por 21 votos frente a 15 debido a la ausencia en el hemiciclo de varios diputados de la mayoría gubernamental, la UMP. El inesperado resultado de la votación provocó que los parlamentarios de izquierda, contrarios a la norma, se levantaran para aplaudir. El tropiezo en la Asamblea obligará al Gobierno a presentar de nuevo el proyecto aunque el Ejecutivo cree que este hecho sólo retrasará la aprobación unas semanas.