El índice que mide la confianza de los empresarios alemanes elaborado por el instituto económico Ifo se mantuvo en mayo estable en los 114,2 puntos, no muy lejos del máximo de 115,4 enteros alcanzados en febrero.

El dato es mejor de lo previsto por el mercado. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media que el indicador bajara hasta los 113,7 puntos. El índice Ifo es muy seguido por el mercado, ya que se considera un termómetro muy fiable de la situación económica del país.

El indicador parcial que mide la percepción de la situación actual de los empresarios germanos subió hasta los 121,4 puntos desde los 120 de abril, mientras que el de expectativas cayó tres décimas a 107,4 enteros.