La confianza del consumidor en EE UU durante el mes de julio bajó hasta los 46,6 puntos, peor de lo previsto. Los analistas esperaban un leve descenso hasta los 49 puntos, frente a los 49,3 del mes anterior. En cuanto al índice manufacturero Richmond, este indicador batió las estimaciones con una subida hasta los 14 puntos, frente a los 6 del periodo anterior.