La compra de viviendas en Reino Unido continuó su desaceleración en diciembre al bajar hasta los 28.726 préstamos hipotecarios concedidos.
Esta cifra es casi la mitad de las concedidas un año antes (46.168 hipotecas).

Los analistas esperaban una cifra en torno a las 29.250 hipotecas. La cifra de diciembre es la más baja desde enero de 2009.