La Comisión Europea (CE) autoriza sin condiciones la oferta pública de adquisición del banco británico Barclays sobre el holandés ABN Amro, tras concluir que no obstaculizará la competencia en el Espacio Económico Europeo. De hecho, Barclays no dispone de ninguna actividad en el mercado bancario holandés.
La Comisión Europea no cree que una eventual operación Barclays-ABN Amro obstaculice la competencia porque la primera carece de actividad en el mercado bancario holandés y las actividades de la entidad holandesa en el mercado británico son marginales. La opa de Barclays sobre ABN Amro compite con la que ha lanzado un consorcio formado por el banco español Santander, el belga-holandés Fortis y el Royal Bank of Scotland. Bruselas precisa que su visto bueno a la oferta de Barclays no prejuzga cuál de los dos proyectos acabará por realizarse. Barclays está presente en más de 60 países -particularmente en el Reino Unido- y ofrece servicios financieros en los sectores de la banca minorista, comercial, las tarjetas de crédito, la banca de inversiones, la gestión de patrimonios y la de inversiones. ABN Amro, grupo internacional radicado en Holanda, tiene actividades a escala mundial en cuatro grandes mercados: los servicios bancarios a particulares, a comercios y empresas, y a clientes institucionales, y la gestión de patrimonios.