La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha designado a Ernst & Young como administrador concursal de Dogi Internacional Fabrics, dentro del concurso de acreedores voluntario que tramitan los Juzgados de lo Mercantil número 5 de Barcelona por un pasivo de 42 millones de euros. El objeto de este encargo es la intervención y supervisión de los actos y acciones que se llevarán a cabo por la textil catalana durante los próximos meses tras la declaración de insolvencia.