La Comisión Europea (CE) considera "exagerado" vaticinar la entrada en recesión de la economía europea y atribuyó la caída del PIB en el segundo trimestre del año a la adversa coyuntura internacional y a una reacción técnica tras la positiva evolución del primer trimestre. Según la información facilitada por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, la actividad disminuyó en la zona euro entre abril y junio el 0,2% -la primera caída de su historia-, después de crecer el 0,7% en el primer trimestre. La portavoz de Asuntos Económicos y Financieros del ejecutivo comunitario, Amelia Torres, dijo que "por el momento no" parece que la Unión Económica y Monetaria vaya a caer en recesión -lo que sucede cuando el PIB cae dos trimestres seguidos-.