La Comisión Europea cree que la destrucción de empleo en España se estabilizará a partir de abril o mayo pero alerta de que ello podría deberse únicamente a factores estacionales y de que los datos del paro podrían volver a empeorar más tarde. Sólo en el primer trimestre de este año podrían haberse perdido 550.000 puestos de trabajo, según los datos recogidos por Bruselas en su informe mensual sobre la situación del empleo. El número de parados registrados en España alcanzó en febrero los 3,5 millones, según los datos del ministerio de Trabajo recogidos en el informe de Bruselas. Más de 150.000 personas perdieron su puesto de trabajo ese mes, lo que supone un aumento del paro del 4,6% respecto al mes anterior. Comparado con el año anterior, el paro registrado aumentó en 1,2 millones de personas, un 50,4% más.