La Casa Blanca ha bajado en cuatro décimas la previsión de crecimiento para Estados Unidos para 2008, hasta colocarla en el 2,7%. Ed Lazear, presidente del Consejo de Asesores Económicos del presidente George W. Bush, achacó la bajada al agudizamiento de la crisis inmobiliaria y a la menor productividad del país.