La Bolsa española negoció en Renta Variable 33.604,8 millones de euros en junio, un 4,9% más que el mes anterior y un 32,4% menos que en junio de 2020. El número de negociaciones en el mes fue de 3,48 millones, lo que supone un incremento del 0,5% respecto a mayo y un descenso del 41,8% frente a junio de 2020.

BME alcanzó una cuota de mercado en la contratación de valores españoles del 73,24%. La horquilla media durante el mes fue de 5,64 puntos básicos en el primer nivel de precios (un 11,6% mejor que el siguiente centro de negociación) y de 8,02 puntos básicos con 25.000 euros de profundidad del libro de órdenes (un 30,7% mejor), según el informe independiente de LiquidMetrix. Estas cifras incluyen la contratación realizada en los centros de negociación, tanto en el libro de órdenes transparente (LIT), incluyendo las subastas, como la negociación no transparente (dark) realizada fuera del libro.

El volumen contratado en junio en los mercados de Renta Fija alcanzó los 19.487,3 millones de euros, un 22,1% menos que en mayo. Las admisiones a negociación, incluyendo emisiones de Deuda Pública y de Renta Fija Privada, ascendieron a 39.470,7 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 40,7% en comparación con mayo.

El saldo vivo se situó en 1,7 billones de euros, con un aumento del 0,8% en junio y una subida del 3,9% en lo que va de año

En el mercado de Derivados Financieros, la negociación aumentó en junio respecto al mes anterior en contratos de Futuro sobre IBEX 35 (un 5,5%), en contratos de Opciones sobre IBEX (un 17,6%) y en contratos de Opciones sobre Acciones (un 41,9%). Por su parte, la negociación de Futuros sobre Acciones creció un 46,3% respecto a junio de 2020.

En junio se incrementó igualmente la posición abierta respecto al mismo periodo del año anterior: un 42,8% en los contratos de Futuro sobre Acciones, un 11,3% en los contratos de Futuros sobre IBEX 35 y un 1,5% en las Opciones sobre IBEX.