El mercado de valores londinense abrió sesión cayendo un 0,03% sitúando así a su índice principal, el FTSE-100, en los 5.171 puntos.