La Bolsa de Bombay, la más importante de la India, sufrió hoy la tercera mayor caída de su historia en términos absolutos, al retroceder 615 puntos y cerrar en los 14.935, lo cual supone una pérdida del 3,96%. El índice Sensex, que agrupa a los 30 valores más importantes, perdió así por primera vez la cantidad simbólica de los 15.000 puntos, alcanzada el mes pasado, informó la agencia IANS. "Los mercados siguieron la tendencia de caídas globales. Hubo una venta masiva en los mercados asiáticos que ha desencadenado las caídas de hoy", dijo a IANS el analista indio Vishwas Diggikar.