JP Morgan ha reducido su recomendación sobre los títulos de la compañía desde "sobreponderar" hasta "infraponderar". El banco ha decido mantener el precio objetivo de la compañía en los 24 euros por acción. Ayer los títulos de Nokia perdieron el 13,55% hasta los 18,12 euros después de anunciar que su beneficio neto aumentó un 25% en el primer trimestre de 2008.