El grupo estadounidense de productos de consumo Johnson & Johnson planea reducir su plantilla entre un 6% y un 7%, lo que podría suponer alrededor de 8.200 despidos en todo el mundo, con el objetivo de reducir los costes brutos de la compañía hasta en 1.700 millones de dólares (1.160 millones de euros) hasta 2011. La multinacional de Nueva Jersey precisó que esta reestructuración global está diseñada para fortalecer la posición de la empresa y mejorar su eficiencia operativa con el objetivo de lograr un ahorro bruto anualizado de entre 1.400 y 1.700 millones de dólares (entre 955 y 1.160 millones de euros) cuando sea completamente puesta en práctica en 2011.