La deuda de Itínere sujeta a interés variable es alta en comparación con la de otras homólogas, como Cintra, que tiene el 26% de su deuda a tipo variable, frente al 40% de Itínere, que además podría tener que refinanciar sus préstamos en un futuro, con los riesgos que ello conlleva.La compañía explicó que
la subida de tipos de interés también afectaría al peso dentro del balance de su deuda a tipo fijo, cuyo coste de financiación es del 4,12%. Así, se reduciría su porcentaje dentro del pasivo de la compañía en detrimento de la de tipo variable.Otro riesgo financiero alude al tipo de cambio, ya que el 19,20% de los ingresos del grupo en 2007 provenía de países con moneda distinta al euro.Itínere advirtió también del
riesgo de financiación y refinanciación porque en un futuro, además de captar financiación para nuevas concesiones, podría tener que refinanciar una parte de la deuda con préstamos bancarios y emisiones.En el folleto remitido a la CNMV se incluyen junto a los riesgos financieros, dieciséis riesgos asociados a su negocio, en los que se destaca entre otros la concentración en España, de donde provenía el 80,53% de sus ingresos en 2007.Los resultados pro forma de Itínere -como consecuencia de la fusión entre la antigua Itínere y Europistas que se produjo al cierre de 2007- arrojaron una cifra de negocio de 558,1 millones, un resultado atribuido a la sociedad dominante de 41,3 millones y un resultado financiero negativo de 186,9 millones de euros.