El ISM de servicios en Estados Unidos bajó de 60,7 a 55,8 en julio, según datos divulgados hoy por el Institute for Supply Management. La previsión de los economistas consultados era que bajase mucho menos, a 59,0 puntos. El subíndice de precios bajó de 65,5 a 61,3 puntos, mientras que el de empleo descendió de 55 a 51,7.