Intesa Sanpaolo anunció el viernes que registró pérdidas netas en el cuarto trimestre por las depreciaciones y las menores comisiones y agregó que acudirá al plan estatal de ayuda al sector bancario para hacerse con hasta 4.000 millones de euros.  El banco italiano, el mayor del país en banca minorista por capitalización bursátil, indicó que su pérdida neta en el último cuarto de 2008 alcanzó los 1.225 millones de euros, frente al beneficio neto de 504 millones de euros logrado un año antes. Las depreciaciones totales de Intesa Sanpaolo alcanzaron los 2.960 millones de euros, incluida la de su participación en el holding no cotizado Telco, vehículo financiero que controla Telecom Italia. En el último trimestre de 2008, las depreciaciones del fondo de comercio ascendieron a 1.065 millones de euros.