Intel  y Nokia anunciaron lo que describieron como una amplia alianza en tecnologías para aparatos móviles, un acuerdo que transformaría a Nokia en un importante cliente de chips de Intel.  Las empresas dijeron el martes que trabajarán en forma conjunta en la arquitectura de chips y dispositivos, combinando computación de alto desempeño con la tecnología de comunicaciones de banda ancha.  Agregaron que buscarán definir una nueva "plataforma" para productos móviles más allá de los teléfonos inteligentes, netbooks y laptops existentes.  Intel, que domina el mercado de chips para computadoras, no ha logrado ingresar al mercado de teléfonos celulares de elevado volumen, debido en parte a que sus chips usan demasiada energía. Intel ha preferido concentrarse en definir un mercado por productos de tamaño bolsillo llamados MIDS, o aparatos de Internet móvil, por sus siglas en inglés.