Alemania registrará el año próximo un crecimiento económico del 1,2% tras sufrir este año un retroceso de su PIB del 5,0%, según el informe de otoño presentado al gobierno alemán por los principales institutos de estudios económicos y hecho público hoy en Berlín.