ING Groep ha anunciado un beneficio neto en el segundo trimestre de 2.560 millones de euros, un 27,1 por ciento más que el año pasado, gracias a la venta de su participación en ABN Amro Estos. Estas cifras superan las expectativas del mercado. ING ha reiterado que no espera que la crisis hipotecaria en EEUU y la subida de tipos en la zona euro perjudiquen su negocio.