Los analistas de ING han recortado su recomendación sobre Telefónica de mantener hasta vender ya que cotiza a múltiplos peores que su sector. Las acciones de la compañía de telecomunicaciones cayeron ayer un 0,99% hasta los 19,45 euros.