ING ha rebajado el precio objetivo de Gamesa hasta los 10,5 euros, desde los 15,6 euros previso. Asimismo, le ha dado un recomendación de 'mantener'. Ayer Gamesa cerró con un recorte del 4,443%, hasta 9,49 euros.