El banco californiano IndyMac, que el pasado 11 de julio tuvo que ser intervenido por las autoridades federales de EEUU, ha solicitado la protección de la Ley de quiebras, según indicó la entidad. "IndyMac Bancorp, planea solicitar hoy ante el Tribunal de Quiebras de EEUU del Distrito Central de California una petición voluntaria para acogerse a la protección del capítulo 7 del Título 11 del código de EEUU", anunció el que fuera el segundo mayor banco hipotecario privado del país antes de que las difcultades de liquidez y los problemas del mercado hipotecario provocaran la intervención del Gobierno.
En este sentido, IndyMac señaló que espera que el Tribunal de Quiebras designe inmediatamente un comité gestor. IndyMac Bank, la segunda hipotecaria estadounidense, pasó a ser controlada por las autoridades federales el pasado 11 de julio, en lo que fue considerado por los reguladores de la Oficina de Supervisión de Entidades de Ahorro y Préstamo (OTS por su siglas en inglés) como "el segundo fracaso bancario más importante de la historia". La operación de nacionalización de IndyMac, que contaba con activos por un valor de 32.000 millones de dólares (20.000 millones de euros), costará a la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) entre 4.000 y 8.000 millones de dólares (entre 2.500 y 5.000 millones de euros). IndyMac se convertía así en la segunda institución bancaria más importante en ser nacionalizada por las autoridades estadounidenses, después de que el Continental Illinois Bank y sus más de 40.000 millones de dólares en activos (más de 25.000 millones de euros), pasaran a ser controlados por el Gobierno federal en 1984.