El fabricante de productos ópticos Indo ha anunciado unas pérdidas de dos millones de euros en los primeros nueve meses del año, lo que representa una reducción del 77,5% interanual gracias a la venta de tecnología al grupo japonés Hoya el pasado mes de julio. Esta transacción, por 15 millones de euros, permitió al grupo catalán cerrar el periodo el periodo con un EBITDA positivo de casi 13 millones de euros. En cambio, las ventas hasta septiembre cayeron un 23% a 71,6 millones de euros, según el grupo.