Inditex registró un beneficio neto de 1.002 millones de euros en su último ejercicio fiscal (del 1 de febrero de 2006 al 31 de enero de 2007) lo que supone un incremento del 25% respecto al año anterior, informó hoy la compañía textil.
Las ventas totales del grupo se incrementaron un 22%, hasta los 8.196 millones de euros, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 1.356 millones, un 24% más. El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo creció un 23% y alcanzó los 1.790 millones de euros. El grupo gallego destacó que las ventas en las tiendas en el resto de Europa (40,6%) superaron por primera vez a las de las tiendas españolas (39,6%), en un año en el que los ingresos en locales internacionales aportaron más del 60% del total. Por detrás del mercado español, se situó América, con el 11% de las ventas, y Asia y el resto del mundo, con el 8,9%. La compañía mantuvo durante el pasado año su política de reinversión en el crecimiento del negocio, con un desembolso total de 1.029 millones de euros. Así, Inditex abrió el pasado año un total de 439 tiendas, lo que elevó a 3.131 el número de locales a 31 de enero de 2007, ubicados en un total de 64 países, tras entrar en Serbia y Túnez. Además se abrieron las primeras tiendas en China Continental. Con la incorporación de 11.050 personas, el grupo alcanzó una plantilla total de 69.240 empleados, lo que supone un incremento del 19% respecto al año anterior. HASTA 950 MILLONES DE INVERSION El grupo presidido por Amancio Ortega prevé inaugurar este año entre 440 y 520 establecimientos, situando la cifra de inversiones prevista en un rango entre 850 y 950 millones de euros. De esta forma, según explicó, el incremento de la superficie comercial previsto para 2007 continuará focalizado en los mercados europeos y se mantendrá el elevado ritmo de crecimiento de la presencia en el área de Asia- Pacífico. Alrededor del 80% de la nueva superficie comercial corresponderá a tiendas internacionales, avanzando en la consideración de Europa como mercado doméstico del grupo. Inditex se seguirá apoyando para este crecimiento en su modelo de negocio, basado en la flexibilidad, la producción en proximidad, que se mantiene en el 50% del total, la estrategia multiformato desarrollada desde 1991, una cuidada localización y diseño interior de sus tiendas, una oferta de moda vinculada a la demanda de sus clientes y una decidida vocación internacional. Por otro lado, el grupo gallego presentará el próximo mes de julio el nuevo Plan Estratégico Medioambiental 2007-2010, con el que profundiza en su política de ahorro energético, empleo de energías renovables y reducción de emisiones. El consejo de administración de Inditex propondrá a la junta general de accionistas el pago de un dividendo de 524 millones de euros (84 céntimos por euros por acción), con un crecimiento del 25% sobre el ejercicio anterior.