Inditex cerró su primer semestre fiscal (desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio) con un beneficio neto de 951 millones de euros, lo que supone un aumento del 1% respecto al mismo periodo del año anterior.

La cifra de negocio se situó en 7.655 millones de euros, lo que supone un aumento del 6%, mientras que las ventas en tiendas comparables crecieron un 2%.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 1.624 millones de euros, similar al logrado en el mismo periodo del año anterior (1.621 millones), mientras que el beneficio neto de explotación (Ebit) se situó en 1.219 millones, frente a los 1.238 millones de un año antes.

A tipo de cambio constante, la cifra de negocio total se incrementó el 8%, según Inditex, que en un comunicado asegura que el crecimiento del espacio comercial y las aperturas en el semestre, -95 tiendas en 40 mercados-, están en línea con el programa previsto para 2013.

De cara al inicio del tercer trimestre, Inditex adelanta que sus ventas en tienda a tipo de cambio constante han aumentado un 10% entre el 1 de agosto al 14 de septiembre.

Por zonas geográficas, en el primer semestre España continuó perdiendo peso en la facturación global de la compañía, que ha pasado de lograr el país el 19,3% de sus ventas, frente al 21,5% de hace un año.

Tras valorar estas cuentas, desde Renta 4 esperan "una reacción negativa de los títulos después de que el margen bruto haya incumplido previsiones ampliamente, provocando el incumplimiento de resultados en el resto de la cuenta de resultados. Esperamos, eso sí, que el margen bruto recupere en 2S 13, permitiendo a la compañía cumplir con su objetivo para 2013 (en línea margen bruto 2012 de 59,8%). Además, los títulos han recogido un gran comportamiento en el último mes (+7% vs Ibex +2%), llegando a máximos históricos. En positivo el buen inicio de los ingresos en tecer trimestre". Desde esta casa reiteran su consejo de mantener.