Iberia transportó en los once primeros meses del año a un total de 24,89 millones de pasajeros, un 3,2% menos que en el mismo periodo del 2006, comunicó hoy la aerolínea a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La ocupación ha aumentado 2,1 puntos porcentuales, hasta el 82%, al igual que el tráfico medido por el indicador PKT (pasajeros transportados por kilómetro recorrido), que aumentó un 3,6%, con un volumen total de 49,97 millones. El mayor descenso en el volumen de pasajeros lo encabezan en el periodo enero-noviembre los vuelos domésticos, con una caída del 6,3%, al pasar de 13,6 millones el año pasado a 12,7 millones del actual. En los vuelos de medio radio (Europa, Africa y Oriente Medio) el descenso llegó al 3,3% y pasó de 8,5 millones a 8,2 millones de pasajeros, mientras que los vuelos de largo radio son los únicos que consiguen crecer hasta un 8,8% y alcanzaron los 3,8 millones de pasajeros. Los índices de ocupación aumentaron en estos once meses en los vuelos domésticos hasta 3,2 puntos porcentuales, del 72,8 al 76,1%, lo mismo que los de largo radio, 2 puntos, que pasaron del 85,5 al 87,6%. Por su parte, el coeficiente de ocupación en medio radio se mantuvo estable, ya que ni creció ni bajó, situándose en el 73,5%.