Iberia transportó en los ocho primeros meses del año 14,04 millones de pasajeros, lo que supone un descenso del 11,4% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos difundidos hoy por la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA), que representa a 33 de las mayores compañías del sector.
La aerolínea presidida por Antonio Vázquez aplicó un recorte del 5,8% en la capacidad, con el que sin embargo no compensó el descenso del 6,6% de la demanda. Así, en los ocho primeros meses registró un descenso de 0,7 puntos porcentuales del factor de ocupación, que se situó en el 80,1%.

En agosto, la aerolínea contuvo el descenso de pasajeros, que alcanzaron los 1,8 millones, un 6,2% menos. Asimismo, el factor de ocupación cayó 0,2 puntos porcentuales, hasta el 82,4%, pese a que Iberia recortara un 4,2% la oferta y la demanda descendiera un 6,3%.

En cuanto a British Airways, inmersa en un proceso de fusión con la compañía española, transportó 21,8 millones de pasajeros en los ocho primeros meses, un 4,5% menos, mientras que el factor de ocupación registró un leve descenso de 0,1 puntos porcentuales hasta el 77,8%. En agosto, la aerolínea británica contabilizó 3,1 millones de pasajeros (-1,8%), con una ocupación del 84,7%, 1,5 puntos porcentuales más.

Por su parte, Air France registró hasta agosto 32,2 millones de viajeros (-5,8%), con un descenso de 0,9 puntos porcentuales del factor de ocupación (78,4%). Mientras, la aerolínea francesa transportó un 2,7% menos de pasajeros el mes pasado, hasta 4,3 millones, a pesar del aumento de 1,6 puntos porcentuales del factor de ocupación, que se situó en el 83,4%.

Lufthansa contabilizó 35,2 millones de pasajeros, un 4,6% menos, en los primeros ocho meses, con un descenso de dos puntos porcentuales del factor de ocupación (77,4%). En agosto, los pasajeros aumentaron un leve 0,7% hasta 4,7 millones y el factor de ocupación se incrementó en 2,1 puntos porcentuales hasta el 83,5%.

NUEVA CAÍDA GLOBAL

A nivel general, las aerolíneas europeas transportaron un total de 218,7 millones de pasajeros en los ocho primeros meses, lo que representa un descenso del 7,5%. El factor de ocupación se situó en el 75,4%, 1,2 puntos porcentuales menos, después de que la demanda cayera un 5,7% y la oferta se recortara un 4,2%.

En agosto, el número de pasajeros transportados por las aerolíneas europeas descendió un 3,5%, hasta los 31 millones de usuarios. La demanda cayó este mes un 1,8%, mientras que la oferta descendió un 3%. Así, la ocupación se situó en un 82%, un punto porcentual más.

El secretario general de la AEA, Ulrich Schulte-Strathaus, calificó de "decepcionante" los datos cosechados en agosto y las previsiones para septiembre, mes en el que la organización estima perder alrededor de un 3% de pasajeros.

"Las compañías de la AEA están perdiendo cerca de cuatro millones de clientes al mes", sentenció.

Por último, Schulte-Strathaus recordó que las aerolíneas no pueden controlar un gran número de gastos, como las tasas aeroportuarias o el precio del petróleo.