La clave está en las renovables y en la diversificación exterior, así como de su negocio a la espera del resultado de las elecciones en Estados Unidos. Dos expertos del mercado, María Mira analista fundamental de Estrategias de Inversión y Julián Pascual presidente de la gestora independiente Buy & Hold, responden a la situación actuación actual y futura de la compañía.

Iberdrola es uno de los protagonistas bursátiles del año en bolsa y por tanto que mejor está resistiendo en la pandemia, aunque parece haberse estancado cerca de sus máximos. ¿Hay recorrido inmediato para el valor en este 2020?

María Mira, analista fundamental de Estrategias de Inversión destaca que “una predicción sobre el posible recorrido “inmediato” sería demasiado insensata para una analista fundamental y más teniendo en cuenta la alta volatilidad que está registrando el mercado y todas las variables que están favoreciendo esa volatilidad, desde nuevas olas de pandemia, noticias sobre vacunas, nuevos confinamientos, toques de queda, ayudas de organismos públicos, el destino de esas ayudas... “.

“Pero si lo que analizamos – afirma la analista - es el posible recorrido a medio/largo plazo, si hay todavía margen entre valor y precio, la respuesta es sí, veo recorrido a medio plazo. Iberdrola es una compañía de crecimiento moderado en su negocio, pero recurrente y sostenido en el tiempo y eso se refleja en la evolución de su valor en el mercado y así creo que va a seguir siendo”.

Y concluye en su argumentación la experta que “desde 2018 su capitalización se ha revalorizado un 78,5% y desde ese mismo año los ingresos han crecido un 13%, el EBITDA ha sumado un 25%, el Beneficio ha mejorado un 23% y el dividendo por acción ha crecido un 24%. Yo anticipo que Iberdrola va a mantener esta buena evolución en su negocio a medio plazo y el mercado seguirá reflejando ese crecimiento a través de su capitalización. Pero ese camino no estará exento de vaivenes propios de una situación como la que estamos viviendo en la economía y en los mercados”.

Julián Pascual presidente de Buy & Hold pone en contexto la situación del valor. “ Iberdrola era una empresa eléctrica muy conservadora, muy ligada al mundo de la generación hidráulica y con su actual presidente Ignacio Sánchez Galán inició un doble proceso: el de diversificación internacional y la fuerte apuesta por la generación de energías renovables. La segunda ha tenido éxito. Es una empresa que en 10 o 15 años ha cambiado totalmente, pero en los dos últimos años le ha ido francamente bien.  Hizo un pico en el año 2007-2008 y a partir de ahí fue descendiendo bruscamente y no recuperó hasta hace dos o tres años, en el precio de la acción”.

“ Si ahora lo ha hecho muy bien en los dos últimos años es porque es una empresa con carácter defensivo y regulada en dos tercios de su actividad. La parte mala de esa regulación es que cuando cambia influye negativamente en el valor, pero cuando vienen mal dadas, estás protegido y eso se ha reflejado en la acción el pasado año y este también, con la llegada del coronavirus”, señala el experto 

Para el presidente de Buy & Hold “lo que está claro es que si la crisis continúa, la acción lo va a hacer bien, no va a subir mucho, pero no va a caer, un valor defensivo, regulado. Si la crisis se resuelve, Iberdrola lo hará mal comparativamente. No significa que caiga, pero a lo mejor se queda plano, eso es evidente, mientras que las empresas más castigadas subirán mucho”.

Acaba de presentar resultados con impacto del Covid de 203 millones en el beneficio neto y aumento de casi el 5% hasta los 2.681 millones, con más inversiones verdes pero menos ingresos, mantiene previsiones y dividendo, así como su fortaleza financiera ¿ Cómo los valora?.

“En el inicio de la anterior crisis- nos dice Julián Pascual de Buy & Hold- su beneficio se estancó, tuvo que recortar el dividendo...pagó al accionista en el año 2008 33 céntimos por acción y no volvió a igualarlo hasta 2017. Si lo miras en perspectiva, se está pagando un dividendo algo superior al de hace 12 años. Y ¿Por qué pasó esto?. Porque Iberdrola es una eléctrica muy ligada a la regulación, dos tercios de su negocio lo está. En 2013 el gobierno realizó una revisión retroactiva de la regulación que generó muchos problemas en Iberdrola, al indicar que no podía pagar lo que había comprometido. De ahí su caída importante en la cuenta de resultados, que no volvió a igualar hasta 2016. Y lo mismo ocurrió con el dividendo y con el beneficio por acción”.

“Aunque el cambio regulatorio fue un golpe duró- señala el gestor- se creo un sistema estable y a partir de ahora ha vuelto a funcionar y la compañía volvió de nuevo a crecer. Aunque es un negocio que crece muy moderadamente. Los retornos sobre el Equity ROE – la relación entre beneficio neto y sus recursos propios, que ofrece una medida de la rentabilidad que ofrece la empresa a los accionistas- son inferiores al 10%, y sabemos que una compañía no puede crecer de forma sostenible por encima de su ROE menos lo que reparte en dividendos, con un ROE del 10% y repartes dividendos, solo puedes crecer un 5% al año. Y ahí entre el 4 el 5% de forma sostenible está Iberdrola”.

“De la mano de la regulación y esa protección, Iberdrola ha tenido una caída del Ebit, del beneficio operativo este año del 11% a nueve meses y el beneficio neto está plano con algunos extraordinarios, un comportamiento bastante defensivo. Porque cualquier empresa industrial y, ampliando, de cualquier sector directamente han pasado a pérdidas enormes. No depende del ciclo económico, cobras si tu compañía funciona. Y por eso también la acción lo ha hecho bien”, afirma Julián Pascual.

“Mi valoración de las cuentas de Iberdrola, señala María Mira, y por tanto de la evolución de su negocio es positiva. Obviamente no puede escapar al impacto de la pandemia, pero este efecto es relativamente moderado. Iberdrola se mueve en un sector en el que el impacto de la pandemia no será estructural, sino cifrado en una cuantía muy asumible por las diferentes compañías. Una vez que se consiga superar el COVID-19 Iberdrola y sus iguales podrán continuar con sus crecimientos. Por tanto, mirando más allá de este impacto, insisto, inevitable pero asumible, el beneficio de Iberdrola si excluimos COVID-19, plusvalías y extraordinarios, crecimiento puro y duro de su negocio, crece un 8,8% y el EBITDA mejora en un 3,2%”.

“Además como señalas, opina la analista fundamental, las inversiones se mantienen con fuerte crecimiento, de hasta el +22,9% y muy orientadas hacia las renovables. Sin duda el mejor camino para crecer y aprovechar el importante tirón y apoyo que este subsector económico está recibiendo desde los organismos públicos. Las energías renovables se están situando como la punta de lanza de la recuperación, el sector que va a favorecer la modernización de la economía junto con la tecnología y digitalización”.

“Y, por último, la capacidad financiera de Iberdrola es muy elevada y se puede resumir con la calificación crediticia de Baa1 estable para Moody's y BBB+ estable para Fitch y S&P. Por tanto, la valoración de sus cuentas y evolución del negocio hasta septiembre es muy positiva,” piensa María Mira.

España sigue siendo su gran mercado, con descenso de la demanda por la pandemia y una fuerte política comercial y es tras Endesa la segunda comercializadora de energía eléctrica del país. ¿Mantendrá o aumentará su cuota?

Según María Mira “efectivamente aquí hay un punto importante y es la elevada competencia en el sector. Esa apuesta hacia la energía verde buscando posicionarse para recoger los frutos del “Green New Deal” no solo la está realizando Iberdrola, sino que cada vez son más actores”.

“En España, considera la experta fundamental, en energía solar por ejemplo tenemos cuatro grandes grupos (Solaria, Audax, Solarpack y Grenergy) otros dos de aerogeneradores (Siemens-Gamesa y Acciona) y las grandes energéticas orientadas ahora hacia las renovables, como Iberdrola, Repsol, Endesa y Naturgy, además de grandes grupos internacionales como Total por ejemplo que también operan en nuestro país en este sector. Por tanto, contamos ya con más de 10 grupos repartiéndose el mercado español. Es previsible por tanto que Iberdrola en España no consiga mantener su cuota, pero para eso está diversificando y buscando compensar esta pérdida de posiciones”.

“Busca diversificar por una parte el negocio, con una fuerte apuesta en Hidrógeno, con una nueva unidad especializada en producción y suministro de este combustible verde a partir de fuentes de energía limpias; y fuerte apuesta también por eólica marina. Y muy importante la diversificación geográfica que le ayudará a minimizar el impacto de la elevada competencia en España con el crecimiento de su negocio internacional”, apostilla María Mira.

Diversificación: mercados principales Brasil, EEUU y Reino Unido. ¿Cómo se están comportando en este 2020? Caso especial de Estados Unidos con la compra de PNM Resources por 7.000 millones de euros y la posible victoria de Joe Biden, mientras descarta nuevas inversiones en México.

“ La diversificación internacional de Iberdrola, uno de los cambios emprendidos en la compañía por su actual presidente, para mi no es nada evidente. Les ha ido bien, pero sinceramente no creo que les haya aportado mucho valor a la compañía . Y es que esa mirada al exterior ha venido avalada por ampliaciones de capital y al final su reflejo en el beneficio por acción no ha sido tan evidente, aunque más de la mitad de su beneficio proviene del exterior”  señala Julián Pascual

“Efectivamente, destaca María Mira, la apuesta de crecimiento internacional de Iberdrola es claramente hacia economías emergentes. Ya estaba muy bien implantada en UK con Scottish Power, en donde hasta septiembre la producción en GWh crece un fortísimo 46,9%, destacando la eólica marina con tirón del 258,2% y con crecimiento en capacidad instalada en este mercado en MW del 22.6%, un +132,7% para la eólica marina”.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

“En EE.UU. con Avangrid, el crecimiento ha sido más modesto, +8,8% en producción, pero destaca en este mercado ciclo combinado de gas que crece un 250.8%. Ha comprado además PNM Resources que fusionará en breve con Avangrid. Esta empresa es el tercer operador de renovables en USA, centrada en negocios regulados de transporte, distribución y generación eléctrica. Por tanto, aportará ingresos recurrentes al Grupo y se verá favorecida de políticas proactivas hacia la energía verde en este país si sale elegido Biden en las ya inminentes elecciones en EEUU” considera la analista fundamental.

“En Latinoámerica, principalmente en Brasil con Neoenergía -señala la experta de Ei- la evolución hasta septiembre no ha sido muy buena, con contracción de la producción en GWh del 4,3% y capacidad instalada +3,1% (crece solo producción y, capacidad hidroeléctrica). En el mercado mexicano el crecimiento ha sido mayor, +14,7% en producción, muy destacable en eólica terrestre y ciclos combinados y en capacidad +24%, principalmente en solar y eólica terrestre”.

Y termina indicando que “en Australia ahora con Infigen Energy y en Japón Acacia Renovables, una promotora de parques marinos en desarrollo y que estarán operativos previsiblemente en 2028. Esta apuesta en Japón le abre una importante plataforma para crecer en Asia. Por tanto, Iberdrola tiene ya una muy buena plataforma de crecimiento. Está implantada en mercados de las cinco principales áreas geográficas, Europa, Latinoamérica, Norteamérica, Asia y Australia, y en el negocio eólico terrestre, marino, hidrógeno, solar y ciclo combinado”.

Renovables, apuesta fundamental de presente y futuro pero que requiere de innumerables inversiones y que crecen un 52% en este campo a septiembre. Ya tiene una cartera que supera los 70.000 megavatios en todo el mundo y previsión para este año total de inversión de 10.000 millones. ¿cómo están evolucionando?.

Para la experta de Ei, ”la evolución del negocio renovable es claramente positiva y en mi opinión irrevocable, es decir, las energías limpias, verdes y renovables están suplantando y robando terreno de forma acelerada y sin posibilidad de marcha atrás a las energías tradicionales no renovables, carbón, petróleo... Es una clara apuesta social, una megatendencia y cambio estructural en el sector energético que no está haciendo nada más que empezar. Estamos vivienda además un momento de inyección de recursos públicos para frenar la contracción de la economía y esos recursos se están orientando hacia la modernización en el mix de la generación energética, de la movilidad verde, de la eliminación de la huella del carbono, reducción de la dependencia del petróleo...”.

“Iberdrola – destaca María Mira- se está posicionando como líder en este camino y es ya el primer productor renovable entre las 'utilities' europeas y líder mundial por potencia eólica terrestre instalada y esto es reflejo de las elevadas inversiones. O inviertes o el resto de grupos te comen terreno y cuota de mercado. En el negocio de Iberdrola hasta septiembre, la generación que más crece es la eólica marina +90.8%, seguida de solar +34% e Hidrógeno +28.3% y la capacidad instalada que más repunta es la solar +76.4%, seguida de la eólica marina +70%”.

“Por tanto, su apuesta está clara y en mi opinión es la acertada. Y requiere grandes inversiones precisamente porque todavía estamos en el inicio del cambio, pero esas inversiones reportarán flujos de ingresos recurrentes y elevados. Además de producirse precisamente en un momento de bajos tipos, con financiación relativamente barata, lo que facilita el poder asumir esas elevadas cifras de inversión,” apostilla la analista fundamental. 

“La apuesta de Iberdrola por las renovables ha sido un éxito de primer orden. Su negocio de distribución, que es la gestión de las redes eléctricas, que es la mitad del beneficio, un negocio regulado”, nos dice Julián Pascual presidente de Buy & Hold. "El regulador te indica lo que vas a ganar y ahí no tienes competencia porque nadie va a poner una red eléctrica paralela para transporte de energía, es ineconómico, es ineficiente. No tiene competencia y el BOE establece la tarifa que deben de cobrar por mantener las redes y por tareas operativas. Y en este caso un 20-25% añadido viene a las renovables, que es lo mismo, aunque ahora ha cambiado".

¿Cuál es la posición de Iberdrola respecto a la competencia, tanto en la producción de electricidad como en la comercialización de la misma a nivel global?

La experta de Estrategias de Invesión afirma que “ como ya hemos comentado que efectivamente hay un gran número de jugadores en el sector y la competencia es destacable. Y para hacer frente a esta competencia a nivel internacional, Iberdrola está creciendo y posicionándose a través de compras estratégicas, como Acacia en Japón, Infigen en Australia y PNM en USA”.

Por negocios y hasta septiembre - confirma- el mayor crecimiento lo registra en Reino Unido, tanto en Generación y clientes como en Renovables y en Redes. En Reino Unido por tanto tienen una implantación más madura y consigue ganar terreno a la competencia.

En cuanto a potencia eólica terrestre instalada tiene una posición de líder mundial, por lo tanto, muy bien situado frente a la competencia. Más dificultades en comercialización fuera de su mercado natural”. 

“Su negocio de distribución, que es la gestión de las redes eléctricas, que es la mitad del beneficio, un negocio regulado”, nos dice Julián Pascual presidente de Buy & Hold. "El regulador te indica lo que vas a ganar y ahí no tienes competencia porque nadie va a poner una red eléctrica paralela para transporte de energía, es ineconómico, es ineficiente. No tiene competencia, por tanto este área para la compañía es bastante relativa y secundaria".

Y añade que “luego está otro 25-30% que es generación y distribución eléctrica minorista y aquí si hay competencia y vendes a pool. Aquí como decimos Iberdrola tiene competencia pero está muy limitada a este área de su negocio”.

¿Defina cuál es el punto fuerte y el punto débil de Iberdrola?

Para María Mira “su punto fuerte yo lo veo en la diversificación, tanto geográfica como de negocio. Una diversificación efectiva en las 5 principales áreas geográficas mundiales, Europa, Norteamérica, Latinoamérica, Asia y Australia y una diversificación de negocio que busca sacar el mayor partido a mix de generación o producción dependiendo del mercado y todos sus negocios enfocados a las energías verdes”. Y su punto débil, destaca la analista fundamental de Ei, "la competencia".

 

El presidente de Buy & Hold, Julián Pascual señala que su punto fuerte es “la regulación, sin duda. Dos tercios de tu negocio está regulado. Pase lo que pase vas a ganar. Miremos a cómo lo ha hecho en bolsa a pesar del coronavius”.

“Y la debilidad- destaca el gestor- es que es una empresa con un crecimiento tasado y limitado, con una cultura corporativa poco desarrollada y en la que nunca se va a ganar mucho, aunque tampoco lo va a perder. Hablamos en términos comparativos por ejemplo, con el Standard and Poor's. Si lo comparas con la bolsa española sí lo ha hecho bien pero frente al resto de índices globales, a largo plazo, no lo ha hecho bien. Eso limita el crecimiento y las posibilidades”.    

¿Es Iberdrola un valor de futuro en bolsa a medio y largo plazo o puede morir de éxito ante la maximización bursátil de las renovables?. 

La experta de Estrategias de Inversión opina que “sí, creo que es un valor absolutamente de futuro a medio y largo plazo. No se trata de un nuevo Grupo nacido al calor del boom renovable, sino de un peso pesado en el sector, de una compañía con experiencia y bagaje en el sector, con un posicionamiento muy aventajado. Por tanto, creo que va a seguir defendiendo esa posición de liderazgo y que va a seguir creciendo, no a ritmos excesivos, sino de forma ordenada pero constante, tal y como lo ha venido haciendo hasta ahora”.

El presidente de Buy & Hold señala que "claramente tengo mis dudas de que Iberdrola lo vaya a hacer bien en el futuro. Porque estructuralmente crece un 5% al año.  Y como funciona la bolsa no se suma la misma cantidad cada ejercicio. Un año sube un 10 otro un 20%... fluctúa mucho, pero al final, a largo plazo no te va a crecer mucho. Es una empresa de crecimiento, pero de crecimiento moderado”.

“Si se encuentra una vacuna, comparativamente, Iberdrola no lo va a hacer bien frente a Meliá o Ryanair, donde es el ser o no ser. Subirá o bajará un poco el beneficio, esa es la diferencia para la compañía. En cuanto haya una solución médica al problema que tenemos, con la recuperación del ciclo, la eléctrica no lo va a hacer bien, eso está claro”.

“Además hay que tener en cuenta el carácter como empresa de Iberdrola. Al estar en dos tercios regulada, no va a ser una empresa con crecimientos exponenciales, porque su retorno sobre el capital está tasado y no puede ir más allá, esta limitado y no es muy alto. No llega ni tan siquiera a doble dígito, alcanza un 8-9%”.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión.

Próximos Webinarios gratuitos

Estrategias de Inversión realiza 4 webinarios nuevos para los usuarios de Estrategias de Inversión. Aprende a poner un Stop, valores que más nos gustan en la bolsa, Indicadores Técnicos.

¡No te lo puedes perder!

Descubrelos pinchando aquí. 

Pide información