Iberdrola registró un beneficio neto de 1.204,2 millones de euros durante el primer trimestre de 2008, lo que supone multiplicar por 2,6 el obtenido entre enero y marzo del pasado año, que se situó en 458,2 millones, informó hoy la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 1.790 millones de euros en el primer trimestre, un 64,7% superior al registrado en el mismo periodo del año anterior, mientras que los ingresos se situaron en 6.302,7 millones, un 132% más. El beneficio por acción de los tres primeros meses ascendió a 0,24 euros, lo que representa un incremento de casi un 90% sobre el obtenido en 2007.