Iberdrola cerró el año 2008 con una inversión de 404 millones de euros en Castilla y León, según anunció hoy el presidente de la compañía, Ignacio Galán, durante la reunión del Consejo Consultivo de la región, que se ha celebrado en la sede de Caja Duero en Valladolid. La empresa destinó el 66% de esta cifra -267 millones de euros- al área de las energías renovables, sobre todo para poner en marcha cinco nuevos parques eólicos que suman una potencia de 62 megavatios (MW) y gracias a los cuales ha superado los 980 MW de capacidad renovable al cierre del ejercicio.