Los máximos de mayo se corresponden con los máximos históricos marcados en el año 2007, ratificando así la importancia de la resistencia entre 7,2 y 7,3 euros.

Los indicadores técnicos lentos ofrecen síntomas peligrosos de fondo, por lo que el respeto al paso de la directriz alcista, en 6,6 euros, que surge en los mínimos de Brexit se antoja fundamental de cara al medio plazo. 



Recomendación: VENDER M/P debajo 6,6 euros.