La cotización ataca resistencias intermedias en un entorno favorable para su superación, escenario que le permite pensar en atacar igualmente los actuales máximos históricos dada su cercanía en precio.

Iberdrola ataca el área de resistencia comprendida en torno a los 6,796 / 6,742, movimiento que se registra en favor de su estructura creciente que parte desde los mínimos anuales de los 5,712. El ataque por parte de las compras viene respaldado por un gradual repunte en el volumen de contratación al más estricto corto plazo, reforzando el soporte de los 6,434 que, recientemente, permitió al título girarse de nuevo al alza. De este modo, el activo bajo estudio presenta potencial al alza en un entorno en el que el oscilador MACD tiene margen a mayores alzas antes de alcanzar lecturas de sobrecompra acumulada.

Iberdrola en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación

 

 

La valoración que realizan a nivel cuantitativo del activo bajo estudio es de 9 puntos sobre un total de 10 puntos posibles, nota que respalda la superación de resistencias citadas lo que permite actualizar un primer objetivo al alza en los 6,958, sus actuales máximos históricos y cuya superación habilitaría a la curva de precios a entrar en un proceso de subida libre.

Filtros técnicos de Iberdrola al cierre del día 3 de JUL18

 

 

Desde un plano operativo, el movimiento permite dar una oportunidad al lado largo o comprador de mercado a precios actuales estableciendo un stop loss a cierre semanal bajo los 6,054 de cara a una estrategia de medio plazo.