Más de 800 empleos de manufactura de alta tecnología van a desaparecer en Escocia como parte del recorte de 5.700 empleos anunciados por Hewlett-Packard  en Europa, Oriente Próximo y África, según las autoridades escocesas. El gigante de la informática anunció los recortes el jueves, pero no especificó dónde se producirían. Sindicatos y políticos locales señalaron que los despidos afectarían a la planta que tiene la empresa en Erskine desde hace 22 años, y que aproximadamente 850 de sus 1.300 trabajadores perderán su puesto.