El cuarto banco británico registró una subida mejor de lo esperado del 13% en los beneficios netos del primer semestre, debido a la fortaleza de los créditos a empresas y un estricto control de costes, lo que ha compensado las débiles operaciones de banca comercial. HBOS alcanzó un beneficio recurrente antes de impuestos de 2.962 millones de libras en el primer semestre frente a los 2.612 millones de libras en el primer semestre de 2006. Los analistas esperaban un beneficio de 2.880 millones de libras, según el consenso proporcionado por la propia entidad.