La compañía petrolera experimentó un crecimiento en sus ingresos de hasta un 40%, alcanzando los 5.280 millones de dólares, superando con creces la previsión de los analistas.

Así, Halliburton alcanzó un beneficio de 511 millones de dólares, o 0,56 dólares por acción, en el primer trimestre, lo que supone más del doble de los 206 millones, o 0,23 dólares, registrados durante el mismo periodo del año anterior. Por su parte, los analistas esperaban un BPA de 0,58 dólares por título y unas ventas de 4.870 millones.