El primer ministro griego, Papandréu, advirtió este viernes de que Grecia se encuentra a un paso de no conseguir créditosen los mercados internacionales para cubrir sus deudas y solicitó el apoyo de los sindicatos a sus esfuerzos para enderezar la economía helénica.